sábado febrero 4 de 2023

Liberada la tripulación de helicóptero incinerado en Catatumbo

04 febrero, 2019 Generales, Judiciales

Fotos: Defensoría del Pueblo

A la Defensoría del Pueblo fueron entregados Carlos Quiceno, Julio Díaz y Maxwell Joya, los tres secuestrados por el ELN en hechos ocurrido el pasado 11 de enero en que fue robado y posteriormente incinerado un helicoptero que transportaba valores de la empresa Aerocharter Andina .

La guerrilla del ELN se había atribuido el robo a través de un comunicado, en donde también afirmaban el secuestro del piloto y dos funcionarios de la compañía que integraban la tripulación de la aeronave.

“Les comunicamos a las familias de los tripulantes que ellos se encuentran bien y tenemos la voluntad de liberarlos, gestiones que estaremos organizando con los organismos humanitarios pertinentes”, decía la misiva.

La nave transportaba más de mil setecientos millones de pesos y fue atacada e incinerada en la región del Catatumbo, para hurtar el dinero.

El helicóptero tuvo que aterrizar de emergencia cerca al lugar donde fue impactado para prestar ayuda a los tres tripulantes quienes resultaron ilesos.

El escolta Carlos Quiceno, uno de los tres liberados por el ELN este domingo en la zona del Catatumbo, aseguró que, durante los 23 días en que estuvo secuestrado, siempre estuvieron en peligro.

«Constantemente nos movían de un lado a otro por los operativos del Ejército que buscaban rescatarnos. Incluso un domingo, a dos kilómetros donde estábamos, bombardearon la zona, nuestras vidas estuvieron en peligro”, aseguró Quinceno.

En medio del reencuentro con sus familiares en Bucaramanga, Maxwell Joya aseguró que los guerrilleros del ELN le anunciaron en la noche del sábado que serían liberados este domingo.

«Los guerrilleros nos obligaron a vendarnos los ojos, nos hicieron caminar durante varias horas para que no supiéramos el camino por donde nos llevaban», aseveró Maxwell.

Julio Díaz, Maxwell Joya y Carlos Quiceno, fueron trasladados hacia Bucaramanga, donde se reencontraron con sus padres, esposas, hijos y demás familiares, quienes durante cuatro semanas vivieron momentos de angustia y miedo por el secuestro de la tripulación del helicóptero incinerado en Hacarí, Norte de Santander.

Los tres liberados fueron valorados en el hospital militar de la Quinta Brigada del Ejército.

Share Button