miércoles julio 17 de 2019

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, la ONU alerta sobre las mentiras en las campañas electorales

Mensaje de Antonio Guterres con motivo del Día de la Libertad De Prensa. 

Nueva York, 03 de mayo_ RAM_ Como un reto para la prensa y la democracia consideró la Organización de Naciones Unidas, ONU, ponerles freno a las noticias falsas en las campañas electorales. Las mentiras durante las campañas electorales no son nuevas, pero la manera instantánea y viral en la que se difunden para engañar a la opinión pública y fomentar el odio en la actualidad, sí, precisó Naciones Unidas.

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, la ONU resaltó la importancia de los medios libres, independientes y plurales, y la alfabetización de los ciudadanos para lidiar con la desinformación, robustecer la democracia y proteger los derechos humanos.

La propagación de la desinformación en tiempos de elecciones–subraya– complica la contribución del periodismo a la democracia. Las falsedades difundidas a través de redes sociales y plataformas de mensajes se utilizan para influir en los votos de las personas restándole valor al periodismo de calidad, que es responsable de proporcionar información verificable y cuestionar a los líderes políticos para garantizar la integridad, paz y equidad de una elección.

Este año la relación entre el periodismo y la democracia es el tema central del Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se celebra cada 3 de mayo.

“La prensa libre es esencial para la paz, la justicia, el desarrollo sostenible y los derechos humanos”, aseguró el Secretario General de la ONU en su mensaje oficial para este viernes, agregando que ninguna democracia está completa sin acceso a una información transparente y fidedigna, que es el pilar clave para crear instituciones justas e imparciales.

“Las personas deberían estar guiadas por la verdad y no por falsedades a la hora de elegir a sus representantes. Sin embargo, si bien la tecnología ha transformado las formas en que recibimos y compartimos información, a veces se utiliza para engañar a la opinión pública o para alimentar la violencia y el odio”, advirtió António Guterres.

En un momento en que se multiplica el discurso de deslegitimación de la prensa y la labor periodística, la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (UNESCO por sus siglas en inglés) afirma que resulta fundamental garantizar la libertad de opinión mediante el libre intercambio de ideas y de información basada en verdades fácticas.

La directora de la Organización asegura que “las elecciones son momentos de efervescencia política por excelencia, pero también se prestan a los peligros de la instrumentalización, a lo que se añaden prácticas de obstrucción, acoso, detenciones arbitrarias e incluso asesinatos, que impiden a los periodistas realizar su trabajo libremente.

El observatorio de la UNESCO ha registrado 99 asesinatos de periodistas en 2018 y un total de 1307 entre 1994 y 2018. La impunidad de los crímenes cometidos contra los periodistas es una amenaza que afecta a todas las sociedades.

“Esta amenaza nos obliga a estar alerta constantemente. Debemos actuar juntos para proteger la libertad de expresión y la seguridad de los periodistas”, expresa Audrey Azoulay.

¿Cómo luchar contra la desinformación en tiempos de elecciones?

Guilherme Canela De Souza, consejero de información y comunicación de la UNESCO para América Latina, explicó a Noticias ONU que la desinformación y las noticias falsas en el marco de procesos electorales no son necesariamente un problema nuevo.

“No es nuevo que alguien mienta durante las campañas electorales, eso es tan viejo como la existencia de éstas, lo que sí es nuevo es la velocidad con que estas mentiras se propagan, el alcance que tienen y la dificultad para encontrar soluciones para ese fenómeno”, explica.

El comunicador asegura que la clave está en reconocer que se trata de una cuestión bastante compleja y que requiere la alianza con los distintos actores del sistema electoral.

“Es importante que los y las periodistas tengan todas las herramientas disponibles para combatir este fenómeno, entre ellas están las estrategias de verificación de la información y de chequeo de datos, así como que la ciudadanía y los electores también estén preparados, y ahí entran las políticas de alfabetización mediática e informacional. Pero no podemos olvidarnos de otros actores importantes como es el caso de las autoridades electorales, los partidos políticos, las plataformas de internet, los llamados intermediarios de esta comunicación”, asegura Canela de Souza.

La UNESCO propone considerar el uso de la inteligencia artificial durante las temporadas de campañas electorales, cuando los ciudadanos utilizan más el internet y las redes sociales para el debate político. Esta tecnología podría ser aprovechada para apoyar a los medios que pueden jugar un papel para unas elecciones en paz. Esto incluye abordar el contenido viral que prioriza las emociones más que la información basada en hechos y los robots automatizados de algunas plataformas de mensajería que difunden material de propaganda, aunque haya sido desmentido anteriormente por periodistas.

También pide a las empresas de tecnología y a los Gobiernos que sean más transparentes y respeten las normas electorales dentro de internet y el entorno digital.

Asimismo, durante las elecciones es importante que los ciudadanos que participen del debate político sean conscientes de posibles irregularidades electorales y obtengan información verificada, por lo que la censura y los bloqueos del acceso a la red que se realizan con la intención de restringir dicha información y ejercer control sobre lo que leen y escuchan los ciudadanos son injustificables.

Además, Canela de Souza añade que es sumamente importante que ante el discurso negativo que se esparce sobre el periodismo y los periodistas se le recuerde su rol a los líderes políticos, empresariales y religiosos.

“Es un rol de afirmar la importancia de la libertad de expresión y de la libertad de prensa para las democracias y los derechos humanos y no al contrario, los líderes deberían estar diciendo que lo que necesitamos es más libertad de prensa y no menos”, dice.

Los ciudadanos informados que piensan críticamente también pueden contribuir a elecciones pacíficas, por lo que los programas de educación para los votantes también deben incluir alfabetización sobre medios digitales.

“Una cuestión clave es intensificar las políticas públicas de alfabetización mediática e informacional, que la gente, los ciudadanos, sepan lidiar con estos procesos por ejemplo de desinformación”.

Cuantos más ciudadanos puedan analizar la información de manera crítica, menos propensos a compartir información falsa e identificar fuentes confiables serán, pero para ello necesitan poseer la capacidad de interactuar con la información y tomar decisiones de manera libre.

Algunos países de la región ya están implementando medidas para luchar contra la desinformación.

“Hace pocos días, todos los partidos políticos de Uruguay, un país que tiene elecciones en la segunda mitad del año, decidieron firmar un pacto ético, por el que se comprometieron a luchar contra el fenómeno de la desinformación y de las llamadas fake news”, asegura el comunicador.

Otros Estados miembros están buscando alternativas que van por el mismo camino y el Sistema Interamericano de Derechos Humanos está profundizando una discusión sobre cómo aumentar el proceso de acceso a la información y la lucha contra la desinformación en los momentos electorales.

La campaña de la UNESCO

Este año la UNESCO lanzó la campaña “Defiende el Periodismo” que busca resaltar cómo los medios libres e independientes revelan la mentira, informan con fuentes verificadas y combaten la desinformación.

La Organización invita a los ciudadanos a comparar opiniones, luchar por la verdad y combatir la manipulación de los votantes a través del apoyo al periodismo libre.

“Hay evidencias muy concretas que cuando tenemos medios libres, independientes y plurales tenemos menos corrupción, tenemos más acceso a la información pública, tenemos más transparencia, tenemos menos asimetrías informacionales que son todos elementos clave para más desarrollo, más derechos humanos, más democracia”, asegura el asesor de UNESCO.

Para Canela de Souza, el 3 de mayo no puede ser visto como un día sólo para los periodistas, sino que debe ser apropiado como una fecha para toda la humanidad.

“Que la sociedad y todos los actores entiendan que la libertad de prensa no es una agenda de este o de aquel, o de la UNESCO, o de los relatores especiales, o de las periodistas. La libertad de prensa tiene que ser vista como una agenda de toda la sociedad porque queremos que la gente entienda que cuando tenemos libertad de prensa y expresión en general todos ganamos, entonces es muy importante que estas campañas logren este objetivo de que todos seamos aliados de esta defensa”, dice.

El Día Mundial de la Libertad de Prensa 2019 es una gran oportunidad de avanzar en la agenda de profundización de la democracia y el desarrollo sostenible en los tiempos digitales, y es por ello por lo que se este viernes se celebran una gran cantidad de eventos a nivel mundial, incluida la sede de la ONU en Nueva York, que invitan a debatir sobre el tema.

“La campaña de la UNESCO lo que pretende es alertar del hecho de que necesitamos encontrar distintos caminos para ampliar la libertad de expresión siempre teniendo en cuenta que nuestro límite son nuestros estándares internacionales, la declaración universal de los derechos humanos, el artículo 19 de los pactos de derechos civiles y políticos, y las interpretaciones que nuestras cortes de derechos humanos hacen de estos dos artículos. La campaña lo que busca es eso, cómo encontraremos soluciones de autorregulación, de regulación, de políticas públicas, de educación que involucre a los distintos actores para este objetivo que es más libertad de expresión, y no menos”

Premios a la Libertad de Prensa

El jueves se realizó la ceremonia del Premio Mundial UNESCO/Guillermo Cano de Libertad de Prensa, que fue entregado a los periodistas Kyaw Soe Oo and Wa Lone, que cumplen una pena de prisión de siete años en Myanmar.

En el momento de su arresto en Yangon el 12 de diciembre de 2017, trabajaban para la agencia de noticias Reuters, informando sobre presuntas violaciones de derechos humanos en el estado de Rakhine.

“Wa Lone y Kyaw Soe Oo simbolizan el surgimiento de su país después de décadas de aislamiento. Ambos, de modestos antecedentes provinciales, trabajaron arduamente para seguir carreras que hubieran sido imposibles en la era de la junta en la que nacieron. Fueron arrestados porque documentaron un tema tabú en relación con los delitos cometidos contra rohinyás. La elección final de Wa Lone y Kyaw Soe Oo rinde homenaje a su valentía, resistencia y compromiso con la libertad de expresión «, dijo Wojciech Tochman, presidente del jurado que otorgó el premio.

El galardón, cuya ceremonia de entrega se realizó en la capital etíope de Addis Abeba, reconoce las contribuciones sobresalientes a la defensa o promoción de la libertad de prensa, especialmente ante el peligro. Lleva el nombre de Guillermo Cano Isaza, el periodista colombiano que fue asesinado frente a las oficinas de su periódico El Espectador en Bogotá, Colombia, el 17 de diciembre de 1986.

El Premio que incluye una suma de 25.000 dólares, es financiado por la Fundación Guillermo Cano Isaza de Colombia, la Fundación Helsingin Sanomat, de Finlandia, y The Namibia Media Trust.

En México, también se anunciará el Premio Breach/Valdéz de Periodismo y Derechos Humanos este viernes, una iniciativa de cuatro entidades de la ONU en ese país junto con las Embajadas de Francia y Suiza, el Programa Prensa y Democracia del Área de Periodismo del Departamento de Comunicación de la Universidad Iberoamericana, la Agencia de Noticias France Presse; y cuenta con el auspicio de Reporteros Sin Fronteras.

Con este premio, los organizadores y co–convocantes, reconocen la labor de las personas que ejercen el periodismo en México, el país con más periodistas asesinados en el ejercicio de su profesión según la UNESCO, y que arriesgan sus vidas de manera cotidiana, así como la carrera de quienes se han destacado en la investigación sobre la temática de los derechos humanos.

El nombre del Premio es un homenaje y responde al fuerte y terrible simbolismo que los nombres de Miroslava Breach y Javier Valdez adquirieron en México luego de ser asesinados en 2017.

Los perpetradores del crimen enviaron un mensaje muy preocupante en ese país: ningún periodista, ni aquellos con reconocimientos internacionales, está a salvo de la violencia, en particular cuando se documenta la corrupción, la impunidad y las graves violaciones de derechos humanos.

La directora general de la UNESCO invita no solo a los Estados Miembros, sino también a la sociedad civil y a las organizaciones profesionales, a celebrar la libertad de prensa y el derecho de acceso a la información, fundamentos de toda sociedad democrática.

Share Button