sábado octubre 23 de 2021

Expresidente Gaviria le negó apoyo a Uribe para avalar objeciones a la JEP

01 mayo, 2019 Judiciales, Política

Álvaro Uribe Vélez y César Gaviria 

Bogotá, 01 de mayo_ RAM_ Los expresidentes Álvaro Uribe Vélez y César Gaviria se encontraron en un panel en el Club el Nogal de Bogotá y hablaron de los sucedido en Senado con las objeciones a ley estatutaria de a la Jurisdicción Especial de la Paz (JEP).

El senador Álvaro Uribe recibió la negativa del jefe único del partido Liberal, César Gaviria cuando le pidió su apoyo para que sean aceptados dos puntos de las objeciones presentadas por el presidente Iván Duque.

Según fuentes que estuvieron presentes en el encuentro de los expresidentes afirmaron que la respuesta del jefe del liberalismo César Gaviria al expresidente Uribe fue contundente.

«Derróteme en Plenaria, yo con la paz estoy firme», le respondió Gaviria al líder del Centro Democrático.

Las mismas fuentes indicaron que se habría presentado una supuesta agresión física durante la gresca que se presentó en pleno debate en el Senado sobre las objeciones a la JEP entre los senadores Uribe Vélez y liberal, Lidio García

El expresidente Uribe negó que se hubiera presentado una agresión física contra Lidio García y manifestó que hablará ante la prensa para aclarar lo sucedido.

El jefe liberal Cesar Gaviria llamó a cada uno de los senadores para comunicarles que estén presentes en la Plenaria de este primero de mayo, Día Internacional del Trabajo para votar las objeciones presidenciales a la JEP y rechazar las objeciones presentadas por el jefe de Estado.

Santos le pidió a Duque firmar la ley estatutaria de la JEP

 

Bogotá, 01 de mayo_ RAM_ El expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos pidió a Iván Duque, que firme la Ley Estatutaria de la Justicia Especial para la Paz (JEP), después de que las objeciones hechas por el mandatario no prosperaran aún en la plenaria del Senado.

«No es consecuente que le pongan un palo a la rueda a la JEP y luego le exijan resultados», dijo Santos durante un panel en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo) junto al escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez.

Santos se refirió así durante la presentación en la Filbo de su libro ‘La batalla por la paz’, en el que expuso sus vivencias en la negociación de más de cuatro años con la antigua guerrilla de las Farc y que culminó con la firma del acuerdo de paz en noviembre de 2016.

«Este libro lo escribí pensando que era importante salir rápidamente con la historia, con lo que vivimos. Con esa cantidad de mentiras que se estaban dando alrededor del proceso tenía que dejar una constancia histórica», explicó.

Santos presentó en Madrid el pasado 26 de marzo su libro durante una conferencia de prensa en la que afirmó que el Gobierno de Duque «podría hacer más» para hacer avanzar el acuerdo de paz y en la que insistió que el libro «no» es un ajuste de cuentas, sino que busca explicar «por qué hice lo que hice».

En la presentación en Bogotá, las primeras filas del auditorio estaban ocupadas por su familia y algunas figuras destacadas del proceso de paz, como el general en retiro de la Policía y exvicepresidente Óscar Naranjo y Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno en los diálogos, quien recibió aplausos del público.

«Las víctimas fueron todo en este proceso. Esto (el proceso de Paz) es para cerrar la fabrica de víctimas, para que no haya más en el futuro», aseguró Santos, a la vez que recordó que su libro está dedicado a ellas.

Sobre el plebiscito del acuerdo de Paz en octubre de 2016, en el que ganó el «No», afirmó que fue «testarudo y soberbio» porque muchas personas le aconsejaron «no cumplir» con su promesa de hacer una consulta.

«Yo quería cumplir esa promesa. Pero los referéndums y no solo el nuestro, la gente votó por otras razones», agregó.

Entre esas razones mencionó la llamada «ideología de género», uno de los argumentos de los partidarios del «No» para rechazar el plebiscito, que movilizó hasta al 35 % de los votantes detractores al acuerdo, según dijo Santos.

El expresidente colombiano reconoció que en esa campaña les faltó «mucha pedagogía», si bien apuntó que «nunca es tarde» para convencer a los contrarios a la Paz. Por eso, reconoció que «en un proceso de paz no puede quedar todo el mundo contento» porque, de lo contrario, sería un mal proceso.

Share Button