martes octubre 19 de 2021

Biden podría decidir dentro de 24 horas sobre fecha límite de evacuación de Afganistán

23 agosto, 2021 Internacionales

Unas personas en una barrera a las afueras del aeropuerto de Kabul, Afganistán, 22 de agosto de 2021. REUTERS/ReutersTV

KABUL/WASHINGTON, 23 ago (Reuters) – Mientras miles de afganos y extranjeros se apiñan desesperados en el aeropuerto de Kabul con la esperanza de huir de los nuevos gobernantes talibanes de Afganistán, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, podría decidir tan pronto como el martes si extiende el plazo límite para la operación de evacuación.

Biden advirtió el domingo que la evacuación será «dura y dolorosa» y dijo que aún podrían salir mal muchas cosas. Las tropas estadounidenses podrían quedarse más allá del plazo del 31 de agosto para supervisar la evacuación, dijo.

El lunes, un funcionario del gobierno dijo a Reuters que Biden decidiría dentro de 24 horas si extiende o no la fecha límite para darle tiempo al Pentágono de prepararse.

Más allá de la necesidad de retirar a miles de estadounidenses, ciudadanos de países aliados y afganos que trabajaron con las fuerzas del país, funcionarios del Departamento de Defensa dijeron que aún tomaría días sacar a los 6.000 soldados desplegados para asegurar y ejecutar el puente aéreo.

Biden analizaba cómo proceder, pero algunos asesores argumentaban en contra de extender el plazo autoimpuesto por razones de seguridad. El mandatario podría señalar sus intenciones en una reunión virtual del G-7 el martes.

Dos funcionarios estadounidenses habían dicho que la expectativa era que Estados Unidos continuaría con las evacuaciones después del 31 de agosto. Un funcionario senior del Departamento de Estado dijo a periodistas que el compromiso del país con los afganos en riesgo «no termina el 31 de agosto».

Mientras, un funcionario talibán dijo que las fuerzas extranjeras no habían solicitado una prórroga y que no se concedería si lo hicieran. Washington afirmó que las negociaciones continuaban.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, dijo que Estados Unidos estaba en conversaciones diarias con los talibanes y realizaba «enormes avances» en la evacuación de estadounidenses y otros.

Entre las 03.00 AM y las 15.00 PM hora local del lunes, unas 10.900 personas fueron evacuadas de Kabul, lo que significa que Estados Unidos había facilitado la evacuación de 48.000 personas desde el 14 de agosto.

Funcionarios de defensa de Estados Unidos habían dicho a Reuters que casi todo tendría que desarrollarse perfectamente para sacar a todos los ciudadanos estadounidenses antes del 31 de agosto, dadas las preocupaciones sobre llegar al aeropuerto, ataques terroristas y complicados tiempos de procesamiento.

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, dijo a periodistas que el país había discutido el control futuro del aeropuerto con los talibanes, así como con socios y aliados estadounidenses.

«¿Todavía duele? Sí»

La rápida toma de poder de los talibanes y el caos resultante en Afganistán han agitado la política estadounidense, con los republicanos criticando a Biden por el retiro iniciado por su predecesor republicano Donald Trump.

Por su parte, el poderoso Ejército estadounidense ha estado lidiando con el colapso de las fuerzas afganas respaldadas por Estados Unidos después de 20 años de entrenamiento. «¿Valió la pena? Sí. ¿Todavía duele? Sí», escribió el general David Berger, comandante de la Infantería en un memorando dirigido a los Marines.

Las dificultades en el aeropuerto quedaron de manifiesto el lunes por la mañana cuando estalló un tiroteo en el aeropuerto entre guardias afganos y hombres armados no identificados. Fuerzas alemanas y estadounidenses también estuvieron implicadas, dijo el ejército alemán.

Fuerzas especiales canadienses están operando en las afueras del aeropuerto en un esfuerzo por llevar a la mayor cantidad posible de personas al área de seguridad, dijo un funcionario de Canadá.

Un militante talibán local, hablando ante una gran multitud en Kabul, instaba a los afganos a permanecer en el país.

«¿A dónde ha ido nuestro honor? ¿A dónde ha ido nuestra dignidad?», dijo el miliciano no identificado. «No permitiremos que los estadounidenses sigan estando aquí. Tendrán que abandonar este lugar. Ya sea con una pistola o un lápiz, lucharemos hasta el último aliento».

Los talibanes tomaron el poder en Afganistán hace poco más de una semana, cuando Estados Unidos y sus aliados retiraron sus tropas tras una guerra de 20 años destinada a derrocar a los islamistas extremos y a dar caza a Al Qaeda tras los atentados del 11 de septiembre.

Afganos y extranjeros aterrorizados han atestado el aeropuerto durante días con la intención de tomar un vuelo. Muchos temen las represalias y el regreso a una versión dura de la ley islámica que los talibanes hicieron cumplir mientras estuvieron en el poder entre 1996 y 2001.

Veinte personas han muerto en el caos, la mayoría en tiroteos y estampidas entre el calor y el polvo, aplastadas contra muros de hormigón. Un miembro de las fuerzas afganas murió y varios resultaron heridos en los enfrentamientos del lunes, dijo el Ejército estadounidense.

Share Button