sábado octubre 23 de 2021

Expresidente Andrés Pastrana defiende sus esfuerzos por la paz en Comisión de la Verdad

El expresidente colombiano Andrés Pastrana habla durante una audiencia en la Comisión de la Verdad, en Bogotá, Colombia, el 31 de agosto de 2021. REUTERS/Luisa Gonzalez

Por Luis Jaime Acosta 

BOGOTÁ, 31 ago (Reuters) – El expresidente colombiano Andrés Pastrana dijo el martes que durante su gobierno se sembraron las bases de la paz que están dando fruto en el país sudamericano, pese a que no logró concretar ningún acuerdo con grupos armados ilegales como la guerrilla izquierdista o los paramilitares de derecha.

Pastrana, quien gobernó a Colombia entre 1998 y 2002, se convirtió en el quinto expresidente del país sudamericano en comparecer ante la Comisión de la Verdad que surgió de un acuerdo de paz firmado en 2016 con la desmovilizada guerrilla de las FARC.

Ernesto Samper y Juan Manuel Santos testificaron públicamente, mientras que César Gaviria lo hizo en privado. Álvaro Uribe recibió a mediados de agosto al presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux, en su casa campestre del norte del país, en un acto informal.

«Ante todo estoy aquí porque soy un convencido de la paz, a nadie le cabe duda que invertí todo mi capital político en buscarla. Sé que sin verdad no encontraremos paz. Las víctimas solo perdonarán con verdad, con la verdad verdadera, sin sesgo político», dijo Pastrana en su intervención.

«Me correspondió un complejo periodo de la historia en el quedaron sembradas muchas de las semillas que hoy están dando frutos», aseguró el mandatario al recordar que luchó contra el narcotráfico, buscó la paz e impulso el respecto a los derechos humanos.

Pastrana, de 67 años, inició durante su gobierno una negociación de paz de más de tres años que no prosperó con las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en la que les cedió el control territorial de una zona de sabanas y selvas de 42.000 kilómetros cuadrados.

También inició aproximaciones con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y con las Autodefensas Unidas de Colombia, la principal organización paramilitar del país, que luego se desmovilizó en el gobierno de Uribe, aunque muchos de sus integrantes conformaron posteriormente bandas criminales dedicadas al narcotráfico.

El exmandatario recordó que impulsó un proceso de fortalecimiento de las Fuerzas Militares a través del Plan Colombia apoyado por Estados Unidos con millones de dólares.

Pastrana dijo que, aunque no logró firmar la paz con las FARC ni con el ELN para poner fin al prolongado conflicto armado que dejó más de 260.000 muertos, alcanzó acuerdos humanitarios con esas guerrillas que permitieron recuperar la libertad a más de 300 efectivos de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional secuestrados en combates.

«Que pudimos haber cometido errores, claro, todos somos seres humanos y si los cometimos a las víctimas perdón, y hay que pedir perdón», aseguró.

El exmandatario conservador afirmó que pese a los esfuerzos «Colombia no va a alcanzar la paz ni a reducir la violencia mientras no se logre atacar a fondo del narcotráfico».

El país sudamericano continúa siendo uno de los principales productores mundiales de cocaína pese a décadas de lucha con el apoyo de Estados Unidos.

Share Button