miércoles octubre 20 de 2021

Claustro de San Agustín reabre sus puertas con la exposición Corpus páramo

12 octubre, 2021 Arte, Planeta Tierra

Claustro de San Agustín

BOGOTA, 12 de octubre,2021_ RAM_ Luego de año y medio de mantener sus puertas cerradas al público por causa de la pandemia, la sede del Instituto Humboldt en Villa de Leyva, Boyacá, se estrena con la exposición Corpus páramo de la investigadora, artista e ilustradora botánica Eulalia De Valdenebro.

Una experiencia que lo llevará a las entrañas de una de las especies más emblemáticas de los páramos: el frailejón.

La exposición estará disponible en la capilla del claustro del 16 de octubre al 13 de noviembre.  Entrada gratuita.

El claustro de San Agustín es la edificación religiosa más antigua de Villa de Leyva. Fue fundada en 1590 y su construcción se prolongó por 30 años. En 1992 se inició su proceso de restauración con el objetivo de rescatar un edificio que estaba prácticamente en ruinas y entregarlo apto para un uso específico. Fue en ese momento en el que se convirtió, después de tres años de labores, en la sede principal del recién fundado Instituto Humboldt, en 1993.

Hoy en día, es el epicentro de las colecciones biológicas del Instituto. Es, como bien señala la investigadora Carolina Gómez Posada, una biblioteca de la biodiversidad en cuyas estanterías se tiene en lugar libros, ejemplares de especímenes de los distintos grupos biológicos, así como tejidos, semillas y sonidos. Allí se hace un trabajo de curaduría en donde se catalogan los ejemplares de distintas especies y digitalizan todos los datos, con fin de mantener una muestra del patrimonio natural de la nación. Es en pocas palabras, un inventario de la biodiversidad.

Como si fuera poco, el claustro de San Agustín además de ser el museo de la biodiversidad, es una joya de la arquitectura colonial por lo que ha sido centro de distintos encuentros dentro de la amplia agenda cultural que ofrece la ciudad de Villa de Leyva. Desde festivales de baile, pasando por obras de teatro y encuentros musicales.

“Todo cambió con la pandemia. Ha sido un tiempo en donde hemos podido repensar este espacio tan importante para lugareños y visitantes. El objetivo será seguir trabajando por acercar la biodiversidad a la realidad más cotidiana, en donde podamos generar consciencia y conversaciones alrededor de nuestro patrimonio natural”, comentó Gómez.

Y para reabrir sus puertas, la capilla del claustro se viste de páramo con la exposición Corpus páramo de la investigadora, artista e ilustradora botánica Eulalia De Valdenebro que irá desde el 16 de octubre al 13 de noviembre.

Según la artista, “el arte puede crear conciencia en cada miembro de la sociedad como un ser activo y partícipe de los ecosistemas que sustentan nuestra vida, y la emoción que supone hacer parte de ellos. Es realmente el motor de la conservación y el cuidado de nuestro planeta. Es por eso que la exposición puede articularse con los objetivos de la educación ambiental, con el fortalecimiento de las capacidades de los actores locales, y con la ampliación de la conciencia sobre la importancia de los páramos”.

En ello coincide la líder de colecciones, dado que considera que a través del arte es posible estimular distintas percepciones sobre la ciencia y fomentar la apreciación de nuestra asombrosa diversidad biológica.

Compenetrarse con un frailejón

¿Cómo empezó este proyecto de trabajo en el páramo?, le pregunté a Eulalia.

“Todo se resume en un deseo profundo de estar compenetrada con un frailejón. En ese momento, 2012, nacieron las dos obras fundadoras del proyecto que presento hoy en la exposición Corpus páramo. Las obras fueron el primer video de la serie cuerpospermeables, que hoy ya son 9; y la primera versión de frailejonmentría comparada esc 1:1, que en su momento dibujé en lápiz.”, cuenta la artista.

Eulalia es muchas cosas, imposible definirla. Lo que sí es cierto es que todos sus proyectos artísticos pasan por ser botanista, por su mirada atenta del mundo vegetal.

La versión Frailejonmetria comparada esc 1:1 que nos presenta hoy es una ilustración botánica de un frailejón (Espeletia grandiflora) en tamaño real, es hecha en acuarela con la misma técnica del siglo XVIII. Durante 16 meses, Eulalia hizo viajes recurrentes al páramo del Verjón, en donde instalaba una tienda de campaña como taller. En cada viaje pasaba al menos cinco días observando los frailejones que le sirvieron para hacer la ilustración, tomando notas de color, haciendo mediciones precisas, comparando su cuerpo con el de las plantas. Todo este tiempo supuso una relación profunda con el páramo expresada de diferentes maneras en las obras de la exposición.

Por ejemplo, en los videos titulados cuerpos permeables, su cuerpo se funde con el viento, la niebla, la laguna y la comunidad de frailejones de la alta montaña tropical.

En estas acciones se suspende la autoridad que un cuerpo humano ejerce sobre otros vivientes para trabajar de manera conjunta.

En otra de sus obras titulada Mapa de relaciones táctiles, la artista aplica a su propio cuerpo la estrategia de los ejemplares de herbario y establece así una igualdad entre los cuerpos que compara, cuestionando también la manera de estudiar los cuerpos vegetales desde la ciencia botánica como objetos desarraigados. En la exposición, Eulalia establece un diálogo con el lenguaje de la ciencia botánica y las colecciones del Instituto Humboldt, mostrando que el conocimiento de la naturaleza pasa también por una experiencia de los sentidos y las emociones.

Eulalia cree que lo que necesitamos en este momento de crisis ambiental tan grave, es cambiar nuestro lugar respecto a los seres y fuerzas de la naturaleza, hacer conciencia de lo iguales y dependientes que somos de ellos.

¿Por qué crees importante visitar la exposición?, le pregunté.

“Porque es urgente. El tiempo se acorta. Llevamos 40 años de retraso desde cuando se prendieron las alarmas sobre el cambio climático. Cambiar el rumbo no es responsabilidad sólo de líderes políticos o científicos. Es de cada persona que hace lo que puede, en mi caso, hago arte. Estoy convencida de que los cambios reales vienen porque la gente siente cosas; espero que a través de mi trabajo pueda compartir mi experiencia y de esta manera mostrar otra posibilidad para relacionarnos con nuestro planeta, una en donde no nos creamos los dueños”, concluyó Eulalia.

Diálogos de saberes

Esta exposición es posible gracias a una colaboración entre el Instituto Humboldt, la red internacional entre—ríos y el apoyo financiero de la Universidad de Essex, en el Reino Unido, y la Unión Europea en Colombia. La curaduría está a cargo de la Dra Lisa Blackmore, fundadora de entre—ríos y profesora de la Universidad de Essex.

Lograr acuerdos amplios en la sociedad acerca de la importancia de los ecosistemas requiere de espacios comunes donde podamos conectar con el territorio y con los demás. De acuerdo con Blackmore, Corpus páramo aborda un escenario urgente al enfrentar la necesidad de poner en valor la biodiversidad y la salud de los páramos. “Las obras de Eulalia abren un espacio para establecer un contacto íntimo con los seres y las fuerzas del páramo y ahí sentirlos como parte de nuestras vidas”.

Como campo de investigación, experimentación y sensibilización, precisa Blackmore, “el arte tiene mucho que contribuir al diálogo de saberes que busca cultivar relaciones socio-ecológicas más responsables y justas de cara a las diversas emergencias ambientales y climáticas. Esa es la apuesta de entre—ríos, una red que parte de las prácticas artísticas para crear exposiciones y programas públicos que abonan terrenos donde podemos encontrarnos, explorar posiciones divergentes y tener experiencias transformadoras. Es urgente atravesar las fronteras entre nuestras disciplinas, grupos sociales y países para aprender a colaborar mejor”.

En el marco de la exposición también se podrán conocer las publicaciones sobre páramos lanzadas en el año 2021 por el Instituto Humboldt, en el marco del proyecto Páramos: Biodiversidad y Recursos Hídricos en los Andes del Norte financiado por la Unión Europea.

Dado el espíritu colaborativo de la exposición, se lanzará también el libro Cuerpos permeables: páramos, arte y ciencia en diálogo con las obras de Eulalia De Valdenebro, que cuenta con contribuciones de investigadores del Instituto Humboldt y diversas instituciones académicas. De acceso libre, y disponible en versiones impreso y digital, Cuerpos permeables ofrece a los lectores enfoques hacia los páramos donde las ciencias sociales, el arte, la filosofía, el derecho y la biología entran en contacto.

Eulalia De Valdenebro, Colombia 1978.

Artista plástica, botanista, docente Universidad Nacional de Colombia. Doctorante en Arte y ecosofia (U. Paris8) Magíster en Artes Plásticas y Visuales (U. Nacional), licenciada en Bellas Artes en Bilbao España (UPV) Ilustración Botánica (Atelier de Peinture Botanique). En su obra busca hacer una manifestación sensible de la ecología profunda situada en el posthumanismo.

Share Button