martes octubre 19 de 2021

FMI elevó de 5,1% a 7,6% proyección de crecimiento para Colombia

12 octubre, 2021 Económicas, Internacionales

Fondo Monetario Internacional

 Washington, 12 de octubre,2021_ RAM_ Independiente El Fondo Monetario Internacional (FMI) subió a 7,6% su proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto de Colombia en 2021, desde sus previsiones en abril de 5,1%.

Para América Latina y el Caribe, el FMI también elevó su previsión de crecimiento a 6,3% en 2021 desde un 5,8% proyectado a finales de julio, cuando el Fondo Monetario reveló una actualización que incluía unas pocas economías.

Sin embargo, el pronóstico para Latinoamérica disminuyó para el próximo año a un 3%, frente a 3,2% que preveía anteriormente.

Con estas proyecciones, Colombia sería el tercer país con mayor crecimiento económico en Latinoamérica este año, según el FMI, solo por detrás de Chile y Perú que tendrán una subida de doble dígito de 11% y 10%, respectivamente.

Estas previsiones del organismo multilateral se suman a la de otros organismos internacionales, gremios y firmas calificadoras que han corregido sus pronósticos para el país gracias a la fuerte reactivación económica.

Como lo habían hecho otras entidades privadas, la calificadora S&P Global Ratings revisó al alza su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2021, y lo pasó de 7% a 8%, mientras que para 2022 espera una cifra de 3%.

S&P explicó, respecto a Colombia, que su pronóstico de crecimiento tiene en cuenta que, a pesar del impacto del paro nacional en el segundo trimestre del año, la economía se recuperó rápidamente.

Señaló la entidad que el consumo ha sido una de las variables con el mejor comportamiento. De acuerdo con la firma, ahora está 4,5% por encima de los niveles que se registraban antes de la pandemia de covid-19, gracias a las medidas de estímulo.

No obstante, se resaltó que las exportaciones aún tienen un largo camino hacia la recuperación, pero se espera que tenga un mejor desempeño a medida que continúe la reapertura de los servicios relacionados con los viajes y aquellos que dependen de la energía.

Teniendo en cuenta el comportamiento de julio y agosto, la economía colombiana ya estaba rondando el 10,3%, reflejando la recuperación de casi todas las actividades.

En este mismo sentido, el índice NowCast del Bancolombia reveló que la tasa de crecimiento anual de agosto fue de 12,1% y se aceleró levemente frente a la calculada para el mes previo de 11,7%.

Según el reporte, esto quiere decir que, pese a los eventos que tuvieron lugar en el segundo trimestre, con los bloqueos y paros de trabajadores, el avance experimentado por la economía colombiana a lo largo de 2021 ha sido notable.

Durante el trimestre móvil terminado en agosto, el índice presentó una variación de 12,5% anual, cifra similar a la observada entre mayo y julio.

Esto implica que en los últimos meses la actividad económica muestra una tendencia sostenida de dinamización. Tal desempeño es consistente con el hecho de que prácticamente la totalidad de los sectores productivos está operando, en un contexto en el que la movilidad ha regresado a los niveles prepandemia.

Aunque la realidad señala que la covid-19 persiste, el país ya está más vacunado, y por consiguiente preparado para seguir funcionando.

Asimismo, el Índice de Seguimiento de la Economía (ISE) del DANE, señala que para julio el crecimiento fue de 14,3%.

Esto está jalonado por un menor desempleo, que en el séptimo mes del año bajó a 14,3%.

Asimismo, están los sectores que marchan a todo ritmo, como la producción industrial, que ya presenta un incremento de 20,1%, mientras las ventas del comercio aumentaron 26,9%.

La directora del Departamento Nacional de Planeación, Alejandra Botero, dijo que, tras haber sido aprobada la reforma tributaria, hay un cambio del pronóstico de crecimiento económico del país para 2021 y 2022.

“Las proyecciones gracias a esta ley las revisamos hacia arriba. Ahora estamos esperando un crecimiento de al menos el 7,5% de la economía y del 4,3% para 2022”, confirmó Botero.

Al mismo tiempo, el presidente de Asobancaria, Hernando José Gómez, dijo que “con este crecimiento hay una muy buena noticia y es que estaríamos recuperando los niveles de producción que teníamos precovid antes de lo que inicialmente habíamos proyectado”.

Este crecimiento del Producto Interno Bruto vendría jalonado por el consumo de los hogares, ya que se estima que este indicador tendría un crecimiento de 12,4% este año, con lo que volvería a estar en los niveles que tenía antes de la pandemia.

De otro lado, la firma Moody’s ve que el crecimiento económico del país para 2021 superará las expectativas de la agencia calificadora.

“Pronosticamos un repunte significativo en la actividad económica que devolverá el tamaño de la economía a los niveles de 2019 para el tercer trimestre de 2021”, lo que lleva a que el crecimiento del país sea del 8,5% este año, advierte Moody’s.

También el Banco Mundial elevó proyección de crecimiento del PIB de Colombia para 2021 de 5,9 % a 7,7%.

Para 2022, el organismo multilateral espera que la economía colombiana crezca 4,2%, y en 2023 aumente 3,9%.

Asimismo, la OCDE prevé que el PIB crezca un 7,6% en 2021 y un 3,5%, en 2022, impulsado por el consumo privado y la inversión. La distribución de las vacunas está avanzando lentamente. La recuperación podría debilitarse como consecuencia de nuevas restricciones, pero también debido a la incertidumbre sobre las perspectivas fiscales.

También, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) elevó la previsión del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para Colombia desde el 5,4 % que había trazado en julio al 7,5%.

Ese resultado le ubica como el noveno país con una proyección más robusta de desarrollo económico para este año entre los 33 de América Latina y el Caribe que mide ese organismo de Naciones Unidas.

Dice la Cepal que para 2022 el PIB de Colombia avanzaría 3,8%, un nivel que se mantuvo estable respecto a la estimación de julio realizada por esa organización.

El FMI advirtió que la persistencia de la pandemia de covid-19 y la desigual distribución de vacunas siguen frenando la recuperación económica mundial y empeoran las perspectivas para los países en desarrollo, incluidos los de América Latina.

El crecimiento mundial para 2021 se proyecta en 5,9%, frente al 6% estimado en julio, una baja «marginal», explicó el FMI en su actualización del informe trimestral «Perspectivas de la economía mundial» (WEO en inglés).

Pero esas cifras enmascaran grandes retrocesos en algunas naciones, alertó la economista en jefe del FMI, Gita Gopinath, señalando que «las perspectivas para el grupo de países en desarrollo de bajos ingresos se han ensombrecido considerablemente debido al empeoramiento de la dinámica de la pandemia».

Como resultado, el FMI redujo el pronóstico de crecimiento para 2021 para Estados Unidos a 6%, frente al 7% anticipado en julio. Pero lo revisó al alza para 2022, a 5,2%, teniendo en cuenta los faraónicos proyectos de gasto previstos por el gobierno de Joe Biden, por varios billones de dólares.

Por el contrario, el Fondo revisó al alza su previsión de crecimiento para 2021 para la zona euro (+0,4 puntos, a 5%).

Pero aquí, de nuevo, las disparidades son grandes, con un aumento en su estimación de crecimiento para Francia (+0,5 puntos a 6,3%), gracias a que aceleró la vacunación de su población, y un recorte para Alemania, que sufre la escasez de semiconductores (-0,5 puntos a 3,1%).

China, la segunda potencia económica del mundo y donde comenzó la pandemia a fines de 2019, seguirá impulsando el crecimiento global (-0,1 puntos a 8%) junto con Estados Unidos e India (9,5%, incambiada), dijo el FMI.

Para Brasil y México, las dos principales economías de la región, estima una expansión del PIB de 5,2% y 6,2%, respectivamente, en ambos casos 0,1 puntos porcentuales menos que lo pronosticado anteriormente.

Share Button