martes mayo 21 de 2024

«Entre clubes pedían no negociar con jugadores que renunciaban» SIC

02 diciembre, 2021 Deportes, Fútbol, Fútbol Nacional

Balón oficial de la Liga BetPlay DIMAYOR II-2021

BOGOTA, 02 diciembre,2021_ RAM_ La Superintendencia de Industria y Comercio dio a conocer esta semana, los chat y correos electrónicos que se enviaban entre los 16 clubes del fútbol colombiano que son investigados por malas prácticas con fichajes de jugadores.

En los documentos se evidenció una especie de ‘pacto de caballeros’ entre los presidentes de los equipos en cuestión, para prohibir la negociación de determinados futbolistas.

Se trataba de una clase de ‘veto’ para algunos jugadores que renunciaban unilateralmente a su equipo o no renovaba su contrato, en este caso siendo un hombre cuya venta futura significaba una buena cantidad de dinero para la institución.

“Los presidentes de clubes profesionales habrían enviado comunicaciones a sus competidores para solicitar expresamente que no negociaran los derechos deportivos de algunos jugadores a modo de sanción, por el hecho de que esos trabajadores habrían terminado o habrían estado próximos a terminar un vínculo contractual sin el beneplácito del empleador”, informó la SIC.

La Superintendencia mostró el ejemplo de un futbolista que renunció a Águilas Doradas por incumplimiento laboral, a lo que su presidenta, Paola Andrea Salazar, apeló al llamado ‘pacto de caballeros’ para «no contratar a los jugadores señalados en su condición de jugadores libres sino por intermedio del club que envía la comunicación, que pretende obtener ganancias por la transferencia de sus derechos deportivos».

Respuesta a la SIC

Gabriel Camargo, dueño del Deportes Tolima, afirmó que no se acuerda de dichas comunicaciones con otros presidentes: “Que yo recuerde, no. Pueda que sí. Uno que hacía esas prácticas era el de Águilas Doradas, Salazar. Ese sí hacía esas prácticas de mandar y que no contrataran (…) Ese sí enviaba esas cartas”.

El presidente de Pasto, Óscar Casabón, negó la existencia del llamado veto, en especial cuando el pasado 2 de julio supuestamente le solicitó a otros equipos que no negociaran con uno de sus jugadores que quería renunciar.

“Es algo no para evitarle al jugador que pueda laborar, sino es algo más de respeto entre los presidentes o representantes legales de los clubes. Porque no es justo que X club haya invertido cantidades inmensas de recursos y que por X o Y circunstancias pierda esa inversión porque ese jugador decide renunciar (…) Nosotros no estamos acostumbrados a truncar el futuro de absolutamente ningún jugador ni nada, pero sí (se trata) de hacer respetar las inversiones que un equipo pequeño como nosotros está haciendo en este caso con este jugador”, afirmó.

Cabe recordar que los equipos investigados por la Superintendencia son Águilas Doradas, Cúcuta Deportivo, el Chicó Fútbol Club, el Unión Magdalena, el Deportivo Pasto, el Envigado, el Tolima, el Caldas, el Deportes Quindío, La Equidad, el Atlético Fútbol Club, Fortaleza, Leones y Alianza Petrolera.

Sumado a eso, aparece involucrada la Dimayor por haber tenido conocimiento de dichas prácticas y supuestamente apoyar a los presidentes de los clubes.

Share Button