sábado mayo 18 de 2024

Enfrentamientos entre indígenas y policías dejan más de 30 heridos en Bogotá

07 abril, 2022 Generales

La representante de la comunidad indígena wayúu Sandra Uguarán habla en una rueda de prensa hoy, en Bogotá . EFE/ Carlos Ortega

Bogotá, 7 abr (EFE).- Enfrentamientos entre indígenas de la comunidad embera asentados en el céntrico Parque Nacional de Bogotá y el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía (Esmad) dejaron más de 30 heridos, entre los que hay mujeres embarazadas y niños, informaron las autoridades colombianas.

La líder del Grupo para el Acompañamiento en Escenarios de posible Vulneración de Derechos de la Personería (Gaepvd), Esmeralda Caro, aseguró que en los enfrentamientos «han resultado heridos y lesionados una veintena de mujeres y niños indígenas, 10 gestores de convivencia de la Alcaldía, un funcionario de la Defensoría del Pueblo y ocho policías».

La representante del Ministerio Público, que grabó un video mientras los enfrentamientos ocurrían, aseguró que los manifestantes causaron daños a autobuses del Sistema Integrado de Transporte Público y a una ambulancia.

«Son situaciones que rechazamos desde el Ministerio Público distrital. No concebimos que exigencias de derechos no sean posibles hacerlas a través del diálogo y la escucha. Rechazamos absolutamente actos de violencia que terminan en circunstancias como estas», agregó.

Los miembros de la comunidad embera llevan asentados en el Parque Nacional Enrique Olaya Herrera, en pleno corazón de la capital colombiana, más de siete meses a la espera de reubicación y soluciones ante la violencia que viven en el selvático departamento del Chocó (fronterizo con Panamá).

En esa línea, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) denunció que en su intervención el Esmad «reprime con violencia y sin respeto por los DD.HH. a las familias del pueblo embera».

El senador indígena Feliciano Valencia criticó la «agresión» del Esmad y a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, porque en el campamento hay «niños, mujeres embarazadas y adultos mayores».

«La hacemos responsable de la violencia causada por el Esmad», añadió.

A principios de marzo, el secretario de Gobierno de Bogotá, Felipe Jiménez, dijo que en los últimos tres meses han retornado más 1.600 miembros de las comunidades embera dobida, katío y chamí a sus lugares de origen, de donde salieron desplazados por el conflicto armado.

La Alcaldía también les ha ofrecido a los indígenas que están en el Parque Nacional trasladarse al Parque La Florida en donde se les puede brindar una mejor atención en salud y alimentación, algo que las comunidades consideran que no es cierto. EFE

Share Button