domingo abril 14 de 2024

Caso de persecución y espionaje en Colombia llega a la Corte Interamericana

Corte Interamericana de Derechos Humanos

San José, 11 may (EFE).- La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) comenzará este jueves una audiencia de dos días acerca de una demanda contra Colombia por la alegada persecución, hostigamiento y espionaje contra el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, organización defensora de los derechos humanos.

La audiencia se llevará a cabo el jueves y el viernes en la sede de la CorteIDH en Costa Rica y en ella los jueces podrán escuchar testimonios de testigos y peritos, así como los alegatos orales finales de la representación de las víctimas y del Estado.

Esta será la primera vez que una organización defensora de derechos humanos llegue a esta instancia en calidad de víctima, informó el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), que ejerce como representante de las víctimas en este caso.

Según CEJIL, el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (CAJAR), ha sido víctima de «amenazas, atentados, exilio, campañas de desprestigio, torturas y hostigamientos realizados desde organismos del Estado en una lógica de vigilancia que involucra a todos los gobiernos desde la década de los años 90».

CEJIL explicó que durante la audiencia ante la CorteIDH presentará información sobre amenazas contra defensores de derechos humanos, la impunidad como nueva forma de persecución y amenaza, y pruebas de cómo los casos representados por CAJAR y sus sentencias han detonado persecución.

También informará a la CorteIDH acerca de campañas de desprestigio y propaganda negra desde altos funcionarios del Estado y tecnologías digitales para espionaje a defensores.

«La audiencia por primera vez en la historia de la región considerará cómo tiene que regularse la compra de tecnología para la interceptación de comunicaciones e información, qué instituciones estarán a cargo de esa decisión, con qué propósitos se podría usar la tecnología, qué instituciones debería controlar estas actividades, quiénes deberían tener acceso a la información obtenida», explicó CEJIL.

Según la demanda, el CAJAR ha sido víctima de actividades de inteligencia ilegal desde diferentes organismos del Estado y discursos estigmatizantes.

CEJIL y CAJAR expresaron en un comunicado que este litigio «representa una oportunidad para ayudar a transformar el escenario actual de graves violaciones a los defensores y defensoras en todo el continente, situación que reduce la capacidad de defensa de derechos y limita la justicia y la democracia».

«Esperamos que la audiencia permita establecer el impacto de las amenazas para la vida de las personas defensoras y consecuentemente, la necesidad de robustecer las políticas públicas que respondan efectivamente y ofrezcan a quienes defienden derechos, la posibilidad de realizar sus labores sin miedo”, aseguró la directora ejecutiva de CEJIL, Viviana Krsticevic.

Las víctimas esperan medidas de reparación integral como el reconocimiento de responsabilidad y perdón público por parte del Estado, de manera que se exalte la contribución de esta organización a la construcción del estado social de derechos, así como la de miles de defensoras y defensores en Colombia.

También pedirán a la CorteIDH que las amenazas contra los integrantes del CAJAR y contra la organización en su conjunto sean investigados y que se emprendan las reformas estructurales a las doctrinas y prácticas de inteligencia estatal. EFE

Share Button