jueves febrero 22 de 2024

Inflación siguió disparada en agosto por los precios de alimentos

05 septiembre, 2022 Económicas

Bogotá, 05 septiembre de 2022_RAM_ En contravía de los pronósticos que hicieron varios analistas, la inflación superó la mayoría de previsiones, que apuntaban entre el 10,5% y 10,6% para agosto, ubicándose en 10,84% anual, de acuerdo con el DANE. Este resultado presenta la variación más alta mensual de los últimos cuatro meses, con 1,02%, y además la mayor inflación anualizada desde abril de 1999, cuando se ubicó en 11,17%. Respecto al acumulado entre enero y agosto de este año, el costo de vida llegó a 9,06%.

Sobresale en los resultados el incremento de los precios de electricidad en la costa Caribe. Frente a esta situación el presidente Gustavo Petro manifestó, por medio de su cuenta de Twitter, que “¿puede aumentar el pago por servicio de electricidad cuando los embalses están llenos y es temporada de muchas lluvias? Citaré a todas las autoridades del sector energético para que nos expliquen este comportamiento extraño”.

De acuerdo con ANIF, los servicios públicos, particularmente la electricidad, están generando una importante presión al alza sobre el costo de la canasta básica, especialmente en la costa Caribe. Las siete capitales de la región acumulan, durante los últimos 12 meses, inflaciones anuales en la electricidad superiores o cercanas al 40%, muy por encima del promedio nacional (26%).

La inflación anual para los hogares en condición de pobreza y vulnerabilidad económica ya supera la barrera del 12%, mientras que para los hogares de ingresos altos la variación se mantiene en un solo dígito (9,3%).

El centro de pensamiento considera imperativo que se tomen las medidas pertinentes, tanto en el frente monetario como fiscal, para contener el incremento en el costo de vida. Además, se debe revisar los costos del servicio de electricidad en la costa Caribe, que es la más afectada por el fenómeno inflacionario al ser la que más demanda el servicio.

Asimismo, Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, dijo que “esto sigue siendo muy preocupante, especialmente porque buena parte de la canasta básica de la población de ingresos bajos viene por cuenta del consumo de alimentos. Eso lo que quiere decir es que todavía falta bastante para que la inflación toque techo y seguramente ya vamos a estar hablando de inflaciones de más de 11% a noviembre de este año».

De otro lado Bancolombia, que había hecho una previsión para este mes con una variación mensual de 0,62% y anual del 10,41%, ha modificado sus proyecciones para el cierre de 2022. “El reciente resultado revela una inflación anual no vista desde el 2000 y consolida más la visión de que la inflación a cierre de año será de doble dígito. Dados los catalizadores de la inflación de agosto, es posible que los registros de los próximos meses en inflación de alimentos y regulada continúen siendo relativamente elevados, solo que a una menor magnitud. Ahora bien, una inflación que finalice por encima del 11% cuenta ahora con una mayor probabilidad”.

“De hecho, incorporando este resultado, se refuerza más el sesgo alcista para la inflación de cierre de año, que ante este escenario es razonable esperar se ubique entre 10,8% y 11,8%. Además de las presiones a las que continúan sometidos los precios de los alimentos, los incrementos que se darían en el precio de la gasolina y el efecto indexación, dado que el pico de inflación se espera se alcance en octubre, seguirían afectando los precios hasta final de año. Con esto, esperamos que el Banrepública incremente entre 100 y 150 pb la tasa repo en la decisión que se dará a finales del presente mes”, añadió Bancolombia.

Cabe mencionar que anteriormente el equipo de Investigaciones Económicas de Bancolombia preveía que 2022 cerraría con una inflación del 10,41%.

Por su parte, María Claudia Lacouture, presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia), sostuvo que “la inflación no da tregua ni en Colombia ni en el resto del mundo. No podemos olvidar que la inflación se ha acelerado en los mercados desarrollados y emergentes durante el último año, ya que la demanda se recuperó de la pandemia antes de que la oferta se recuperara por completo”.

“Lo anterior obliga a que las acciones de política pública busquen establecer mecanismos que no induzcan una recesión para controlar los precios. Se debe fomentar la competitividad empresarial, la generación de empleo y una capacidad moderada de gasto que mantenga el ritmo de la economía”, agregó Lacouture.

“Podríamos tener una inflexión en octubre, así mismo consideramos que en ese mismo mes se puede cerrar tasas de interés e inflación alrededor de 11%. En el décimo mes del año alcanzaríamos el nivel máximo de tasas del Banco de la República, que podría tener una subida de 100 puntos básicos en septiembre y otra igual en octubre. Todo lo anterior como consecuencia de esta sorpresa inflacionaria”, agregó el analista.

Según el reporte de la entidad de estadística, en lo corrido que va del año (hasta agosto) fueron tres los sectores los que se ubicaron por encima del promedio nacional (9,06%): alimentos y bebidas no alcohólicas (19,27%), muebles, artículos para el hogar y para la conservación ordinaria del hogar (13,41%) y, por último, restaurantes y hoteles (12,26%).

Es así como se evidencia que es el alto precio de los alimentos lo que ha contribuido en mayor medida a que la inflación esté disparada y no dé tregua, lo que hace suponer que toma más fuerza la previsión de algunos expertos respecto a que el IPC cerrará 2022 en dos dígitos. Además, esto podría significar que continúe el alza en la tasa de interés dada por el Banco de la República.

Los que más subieron en agosto

El DANE resaltó que cuatro divisiones se ubicaron por encima de este promedio nacional en agosto: Alimentos y bebidas no alcohólicas (1,85%), Bienes y servicios diversos (1,54%), Restaurantes y hoteles (1,45%) y, por último, Muebles (1,33%).

Al respecto Julieth Solano, subdirectora general encargada del DANE, afirmó que «el resultado que estamos entregando de 1,02% se sale de todos los rangos de las expectativas y nos muestra que en esas valoraciones que estaban haciendo los agentes del mercado del desempeño de los precios en agosto, hubo elementos que no estaban percibidos como el rompimiento de la tendencia del comportamiento de los alimentos», explicó.

Entre tanto, por debajo del promedio se ubicaron: Alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles (0,76%), Salud (0,74%), Transporte (0,68%), Recreación y cultura (0,60%), Prendas de vestir y calzado (0,45%), Bebidas alcohólicas y tabaco (0,27%), Educación (0,17%) y, por último, Información y comunicación (0,08%).

Share Button