jueves junio 20 de 2024

Mujeres que protestan a favor del aborto trataron de quemar la Catedral Primada

28 septiembre, 2022 Generales

Encapuchadas intentan quemar Catedral Primada de Bogotá

Bogotá, 28 septiembre de 2022_RAM_ Este miércoles 28 de septiembre, cientos de mujeres salieron a marchar en conmemoración del  Día de la Acción Global por un Aborto Legal y Seguro.

En medio de esta jornada de protestas, un grupo de mujeres trató de quemar la puerta de la icónica Catedral Primada.

Las manifestantes indican dentro de sus arengas y carteles que buscaban que en Colombia se siga respaldando el aborto legal y seguro donde prime la salud de las mujeres, su bienestar emocional y decisión sin importar el hecho por el que quedó embarazada.

Por su parte, Profamilia reveló que desde  21 de febrero hasta la fecha, “la organización observó, a través de su IPS, un aumento del 18% en el número de procedimientos legales y seguros”.

En medio de las marchas que se habían tornado pacificas, se conoció un video en el que se estaba incendiando la puerta de Catedral Primada de Bogotá y este hecho es rechazado por la comunidad.

Este hecho fue condenado por las autoridades locales que han estado vigilando el transcurrir de la marcha.

Por otro lado, la marcha se realizó con normalidad en varios puntos de la capital. Se trata de una «fecha importante para el movimiento feminista y de derechos humanos latinoamericano y colombiano», y en este último caso especialmente teniendo en cuenta el «fallo histórico que puso a Colombia en la vanguardia en la región en materia de despenalización», celebró desde la marcha Laura Castro, coordinadora de la Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres.

El pasado 21 de febrero, tras meses de trabas y retrasos, la Corte decidió pronunciarse sobre el delito del Código Penal que condenaba a la mujer que ejerciera un aborto con hasta 54 meses de prisión, y decidió despenalizarlo hasta la semana 24, manteniendo en todo momento las tres causales que ya existían para acceder al aborto: salud y riesgo de la madre; malformación del feto, y violación o incesto.

Con motivo de este día también se ha lanzado un festival que celebra el histórico fallo impulsado por el movimiento Causa Justa, organización promotora de la despenalización, con acciones artísticas, pedagógicas y deportivas con la intención de seguir incentivando la conversación pública del aborto como un derecho de salud básico.

Pero esta celebración vino acompañada de un llamado a «garantizar su plena implementación y avanzar hacia la despenalización social del aborto», que llevó a las mujeres colombianas a sacar las ya tradicionales pañoletas verdes que aún tienen muchas luchas por conquistar.

Tras los primeros 100 días, el movimiento Causa Justa constató «la persistencia de las barreras de acceso a la interrupción voluntaria del embarazo» por el «desconocimiento del marco legal vigente, la interpretación restrictiva del mismo y las fallas en la prestación del servicio», pero también se vio «un avance por parte de las empresas prestadoras de servicios de salud en materia de las obligaciones que tienen respecto a este procedimiento».

Pero quizás el más significativo es que «ha habido un aumento en las solicitudes de información y demandas de asesoría y acompañamiento para el acceso al aborto», lo que da cuenta de «una mayor apertura discursiva a consultar sobre el derecho al aborto», se congratuló Castro.

«Hoy nos organizamos para salir a las calles (…) celebrando que en Colombia se despenalizó el aborto hasta la semana 24, pero seguiremos exigiendo la despenalización total, exigiendo también una correcta financiación al sistema de salud para que se preste un servicio efectivo y correctamente financiado», explicó a Efe una de las representantes del colectivo Unas Tales Feministas.

Pero quedan muchas otras «luchas», como los «derechos sexuales y reproductivos; la educación sexual, y el acceso a los métodos anticonceptivos».

«A pesar de que ya contamos con el aborto legal en Colombia, existen muchas barreras, primero porque no existe la educación», recuerda la joven, que junto a su movimiento se unió a esta marcha que arrancó ante las puertas del Ministerio de Salud y llegó hasta la Plaza de Bolívar.

A esta institución le pidieron, desde la «ambulancia abortera» que abre todas las marchas feministas en Colombia, un «acceso seguro y digno» a la interrupción voluntaria del embarazo y que «deje de haber persecución».

Share Button