sábado mayo 18 de 2024

Biden visita Kiev por sorpresa en vísperas del primer aniversario de la guerra

20 febrero, 2023 Internacionales

Fotos UCRINFORM

Kiev, Ucrania, 20 febrero 2023_RAM_El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha realizado este lunes una visita sorpresa a Kiev para reunirse con Volodímir Zelenski y mostrar el «apoyo inquebrantable» de Washington a la «independencia, soberanía e integridad territorial» de Ucrania cuando está a punto de cumplirse el primer aniversario de la guerra iniciada por Rusia. «Un año después Kiev resiste, Ucrania resiste, la democracia resiste», ha declarado Biden en el palacio Mariinski en una comparecencia conjunta con Zelenski, con el que ha mantenido una reunión en privado y con quien luego ha visitado el monasterio de San Miguel de las Cúpulas Doradas.

Biden ha anunciado durante su estancia la próxima entrega de 500 millones de dólares más de ayuda militar a Ucrania en munición de artillería, sistemas antiblindados y radares de vigilancia aérea, que se sumarán a los 113.000 millones que Washington ha comprometido hasta ahora tanto en asistencia militar como económica directa y humanitaria. Ha avanzado también que se impondrán más sanciones a Moscú. Y ha definido el objetivo de su visita: «Pensé que era crucial que no hubiera duda, ninguna de ningún tipo, sobre el apoyo de EEUU a Ucrania en la guerra».

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden firma libro de visitantes ilustres en Ucrania Foto UCRINFORM

«Cuando (Vladimir) Putin lanzó su invasión hace casi un año pensó que Ucrania era débil y Occidente estaba dividido. Pensó que pdría durar más que nosotros. Pero estaba absolutamente equivocado», ha asegurado también en unas declaraciones que luego ha compartido en un hilo en Twitter. Y ha destacado la construcción de una coalición «del Atlántico al Pacífico» que ha estado dando «ayudas sin precedentes». «Ese apoyo perdurará», ha prometido.

En Kiev Biden ha tratado, además, de lanzar un mensaje de unidad dentro de EEUU intentando minimizar el impacto de las divisiones entre los republicanos, en control de la Cámara Baja, y donde el sector de la ultraderecha ha puesto en duda seguir aprobando las dotaciones económicas para Ucrania. «Con todo el desacuerdo que tenemos en el Congreso en algunos temas, hay acuerdo significativo respecto al apoyo a Ucrania», ha asegurado el mandatario, que ha declarado también que el pueblo estadounidense sabe que «una agresión sin respuesta es una amenaza para todos». Encuestas recientes muestran un descenso del respaldo de los estadounidenses a seguir enviando ayuda, que según un sondeo de AP ha caído del 60% en mayo del año pasado al 48% actual.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, y el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, sostuvieron conversaciones cara a cara Foto UCRINFORM

Zelenski ha celebrado la visita de Biden como «estratégica» y «una clara señal de apoyo». Y en declaraciones a la prensa ha asegurado que los dos han hablado de «armas de largo alcance y armas que pueden ser facilitadas a Ucrania aunque no se hayan dado antes».

Las sirenas de alarma antiaérea han sonado cuando los dos mandatarios paseaban junto a la catedral en el centro de Kiev, acercándose hasta el muro del Recuerdo que homenajea a los más de 4.500 soldados ucranios fallecidos desde la anexión rusa de Crimea en 2014 y el inicio del apoyo militar ruso a los separatistas en el Donbás. Y el familiar sonido para los ucranianos (que según las autoridades se ha activado en respuesta al despegue desde Bielorrusia de un caza MIG-31 con capacidad para lanzar un misil hipersónico) ha subrayado los riesgos del viaje de Biden, su primero a Ucrania como presidente y desde que empezó la guerra y también la primera visita de un mandatario estadounidense en activo al país desde 2008.

Sin presencia militar en Ucrania y por ello sin control de ninguna infraestructura, el viaje de Biden (al que precedieron en visitas a Kiev otros líderes mundiales como Emmanuel Macron o Boris Johnson cuando estaba al frente del Gobierno británico) encarnaba más peligros que visitas similares a zonas activas de guerra que realizaron sus tres predecesores a Irak y Afganistán. Y por eso todo ha estado rodeado de secreto. Aunque según la Casa Blanca el viaje llevaba planeándose meses, solo recibió el visto bueno final el pasado viernes en una reunión en el Despacho Oval. Moscú fue informado unas horas antes con propósitos de coordinación para reducir riesgos de conflicto, según ha explicado el Asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, que no ha informado de cuál fue la respuesta rusa.

La guerra cumple un año

El opositor ruso Mijaíl Jodorkovki ve como una «opción real» que termine pronto la era Putin

La agenda oficial mantenía que Biden viajaría el lunes a Polonia, donde este martes se verá con el presidente Andrzej Duda y ofrecerá un discurso, antes de reunirse el miércoles con los países del flanco este de la OTAN conocidos como “los nueve de Bucarest”. En realidad despegó en la madrugada del domingo desde Washington.

Los periodistas que le acompañan entregaron sus móviles y acordaron no dar detalles en tiempo real hasta que se hubiera marchado de Kiev. Ni siquiera se ha confirmado oficialmente cómo llegó Biden desde Polonia, aunque medios estadounidenses aseguran que realizó 10 horas de viaje en tren desde el país. Su salida de Kiev, donde también visitó la embajada estadounidense, fue sobre las dos de la tarde, unas seis horas después de su llegada a las 8.

Share Button