domingo mayo 12 de 2024

ACOTACIONES Fotógrafo Leo Matiz, de Macondo para el mundo

José Alejandro Vanegas Mejía

Por José Alejandro Vanegas Mejía

Un artista de la fotografía, de Colombia para el mundo, fue Leonet Matiz Espinoza, conocido como Leo Matiz. En 2013 se rindió tributo de admiración a este maestro del arte, en la XXIV Exposición Estándar de Flores, evento auspiciado por la Corporación Club de jardinería de Santa Marta.

Aunque es muy conocido en el interior del país, para  nosotros los costeños es apenas un nombre  que  nos  dice  algo  en  forma  remota,  porque  no  hemos  asimilado  la  importancia que adquirió nuestro paisano a lo largo de su prolífica vida artística. Es tiempo de que recordemos quién fue este genio de la fotografía, y de que apreciemos al menos parte de su obra en estas efemérides de su nacimiento; al comenzar el cuarto mes del presente año habría cumplido 106 años de nacido.

Leo Matiz nació el 1 de abril de 1917 en Aracataca. En 1933 publicó en la revista ‘Civilización’, en Barranquilla, sus primeras caricaturas. Realizó su primera exposición en la confitería ‘Excelsior’ de Santa Marta y en 1937 expuso dibujos en el cine ‘Variedades’ de la misma ciudad. Ese mismo año se vinculó al periódico El Tiempo como caricaturista. En 1939 laboró en El Espectador; allí fue corresponsal gráfico. En 1940 viajó a Panamá para realizar varias exposiciones de sus caricaturas

en Centroamérica; continuó a pie hacia México. Expuso en la sede diplomática en Costa Rica. En 1941 llegó a México. Se vinculó a los estudios cinematográficos ‘Churubusco’, donde trabajó al lado del famoso fotógrafo Gabriel Figueroa, conocido por sus incontables películas de Cantinflas.

En 1943 abrió la ‘Exposición de  tipos y  costumbres  de México’. El año 1944 lo sorprendió en Estados Unidos, donde expuso acuarelas y otras pinturas en el Advertising Club of New York. En 1945 la prensa mexicana le concedió el premio como ‘Mejor reportero gráfico’ de ese año “por el contenido social de sus imágenes y su innovador estilo fotográfico”. Aprovechó su permanencia en ese país para trabajar con el famoso pintor David Alfaro Siqueiros en el mural ‘Cuauthémoc contra  el  mito’.  Realizó  reportajes  para  las  revistas  ‘Norte’  y  ‘Life’  como  enviado  especial  a Sudamérica.

La vida de Leo Matiz estuvo rodeada por la bohemia de su época, sobre todo cuando se inició como caricaturista y pintor en Bogotá; pero Matiz comprendió a tiempo que su futuro estaba ligado a la fotografía y a ella dedicó su extraordinario talento.

En 1948 Matiz tuvo el encargo de cubrir la IX Conferencia Panamericana en Bogotá como reportero de  la agencia de  prensa Pix Corporation. Fue herido durante el  ‘Bogotazo’,  revuelta histórica producida por el asesinato del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán. El 2 de agosto de ese año fue enviado por las Naciones Unidas a cubrir, como observador y fotógrafo, los acuerdos de paz del conflicto árabe-israelí. Un año después, las Naciones Unidas realizaron una exposición en Lake Success, Nueva York, sobre las imágenes captadas por Leo Matiz en Oriente Medio. En esa ocasión fue reconocido como uno de los diez mejores fotógrafos del mundo.

Por cuenta de la revista ‘Selecciones del Reader’s Digest’, el fotógrafo de Aracataca estuvo en Brasil. También trabajó en Venezuela, en la sección gráfica de ‘Asi es Caracas’. En 1984 inauguró en  Bogotá  la  Galería  de  Arte  y  Fotografía  Leo  Matiz,  con  la  exposición  titulada  ‘Luz,  líneas y sombras’. En 1992 la Galería El Diafragma, de Milán, Italia, realizó una retrospectiva de su obra fotográfica. En 1995 fue nombrado por el gobierno francés ‘Chevalier des Arts et des Lettres’ en grado de Comendador.

Entre las numerosas fotografías del álbum ‘Macondo  visto por Leo  Matiz’ se  destacan: ‘Vendedora  de  plátanos’,  ‘Campesinos’,  ‘Cabellera’,  ‘El  hombre  del  reloj’,  ‘Niño  de  la  canoa’,‘Sancocho  trifásico’,  ‘Gaitero’,  ‘Cargando  quesos’.  ‘Cantante  vallenato’,  ‘Bebiendo  agua  del charco’’, ‘Niños en burro’ y ‘Las viudas de Montiel’. Su fotografía más famosa se titula ‘La red o pavo de mar’.

Leo Matiz supo definirse con una frase original: “Soy pintor por activismo, fotógrafo por hambre y loco por talento”. Murió en Bogotá el 24 de octubre de 1998.

[email protected]

Share Button