viernes diciembre 4 de 2020

Gran logro en la lucha contra el cambio climática: por primera vez EE.UU. y China participarán activamente

obamaxipariscop21

El logro del acuerdo COP 21 es que los mayores productores participen, y por primera vez se vislumbra una oportunidad de éxito en atacar el problema de cambio climático, que si bien no es generado por todos nos afecta de la misma manera.

La firma del acuerdo para minimizar los impactos en el medio ambiente y gestionar los riesgos del cambio climático es un hito histórico al demostrar la voluntad de los países del mundo en abarcar el tema. Este cuenta con la participación de 195 Estados comprometidos con reducir emisiones, una meta de la ONU desde hace 9 años.

 No obstante, el éxito de la firma del acuerdo de COP 21 para evitar el incremento de la temperatura global en 2° para 2020, radica principalmente en el verdadero compromiso y participación de EE.UU., precisamente lo que había faltado previamente.

Obviamente las presiones republicanas sobre el Gobierno estadounidense para no afectar la producción petrolera y la industria extractiva como tal había frenado la participación de la potencia americana en otros espacios, evidente en la no ratificación del Protocolo de Kioto, al igual que el fracaso de 2009 de la reunión de Copenhague.

Probablemente la crisis del sector petrolero a nivel mundial facilitó esta participación, un logro que no se puede demeritar. Y es EE.UU. como uno de los mayores productores del mundo, es al tiempo uno de los mayores emisores de gases efecto invernadero y químicos al ambiente, ya sea por actividad industrial o por la producción masiva de alimentos.

La voluntad de Obama es un hito, y es lo que puede marcar la diferencia para la verdadera implementación de estos acuerdos. Lo anterior, debido a que él mismo ha tratado de impulsar el compromiso del otro mayor emisor del mundo, China, e incluso India, impulsando la disminución de químicos generados por el sector de aires y refrigeradores, gran contribuyentes al problema del cambio climático.

Su consejero Podesta, resaltó que “a lo largo de 2014, visualizamos lograr que los chinos sean actores activos y ambiciosos para lograr un resultado positivo en París”. Así mismo, afirmó que “fue en realidad el la energía y compromiso del Presidente lo que logró la diferencia”.

Obama en su discurso afirmó que “este acuerdo representa la mejor oportunidad del plantea que tenemos … juntos hemos mostrado lo que es posible cuando el mundo se une”.

De acuerdo con el Presidente, este acuerdo es un espaldarazo para inversión en proyectos que pretenden descarbonizar la economía, algo que el experto en desarrollo sostenible Jeoffrey Sachs ha venido impulsando.

El Presidente de EE.UU. ya había tomado medidas internas para lograr un cambio, utilizando los rescates económicos a la industria automotriz para exigir mayores estándares en eficiencia de gasolina, realizando el Plan de Poder Limpio para las plantas de carbón, y además apoyando el shale gas que emite mitad de dióxido de carbono que el carbón como tal.

En 2010, el Presidente resaltó que tal vez medidas ambientales en EE.UU. “debemos hacerlas por pedazos en vez de a través de una legislación integral”. Y precisamente esos pedazos fueron los que se acordaron en la cumbre CO21.

Tanto que ha reclutado el apoyo de Bill Gates y otros inversionistas para lograr no solo mejorar la tecnología existente, sino además, crear nuevas tecnologías que ataquen el problema de fondo.

Share Button