lunes mayo 27 de 2024

EE.UU. apoya “firmemente” el nuevo enfoque de Gustavo Petro sobre el narcotráfico

Declaración del Presidente Gustavo Petro y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken. Foto Presidencia

BOGOTA, 3 octubre,2022_RAM_ Estados Unidos, por medio del Secretario de Estado, Antony Blinken, dio este lunes un decidido respaldo al enfoque integral del Gobierno del Presidente Gustavo Petro al problema mundial de las drogas.

Así lo expresó el jefe de la diplomacia estadounidense, quien llegó en visita oficial al país, al término de la reunión que tuvo con el Mandatario en la Casa de Nariño.

«Nosotros respaldamos vivamente el enfoque holístico que está dando el Presidente Petro, a través de justicia, desarrollo, protección ambiental, reducción de la oferta, reducción de la demanda», expresó Blinken en la declaración que entregó al lado del Presidente Petro.

Blinken subrayó «el compromiso inquebrantable de los Estados Unidos en su alianza con Colombia» y dijo que se expresa en temas como al apoyo al Acuerdo de Paz firmado en 2016.

«Durante décadas, la alianza entre los Estados Unidos y Colombia ha beneficiado a los pueblos de ambas naciones y a los pueblos del hemisferio», manifestó el diplomático, quien agradeció la hospitalidad recibida del Gobierno colombiano y calificó como muy constructivas las conversaciones que tuvo con el Jefe de Estado.

Anotó que «en el Congreso de los Estados Unidos la cooperación con Colombia es una prioridad con apoyo sostenido y bipartidista» y agregó que «eso se debe en gran medida a nuestros valores compartidos de democracia, respeto de derechos humanos, la preservación del planeta para las futuras generaciones y la creencia de que todos nuestros pueblos deben alcanzar su pleno potencial».

Presidente Gustavo Petro y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken6

Migración

Por otra parte, Antony Blinken agradeció a Colombia «la increíble generosidad» de otorgar el Estatuto Temporal de Protección (TPS, por sus siglas en inglés) a los migrantes venezolanos y dijo que en ese campo el país «tiene un papel fundamental» y la herramienta «se ha convertido en un modelo para la región y para el mundo».

El Secretario de Estado de EE.UU. inició en Colombia su visita a Suramérica, que incluye también a Chile y Perú.

En la reunión celebrada en la Casa de Nariño, el funcionario también habló con la Vicepresidenta de la República, Francia Márquez, y con el Canciller Álvaro Leyva Durán.

Declaración del Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken

Presidente Gustavo Petro y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken. Foto Presidencia

Señor Presidente, muchísimas gracias. Muchas, gracias por su hospitalidad, muchas gracias por las conversaciones tan constructivas de hoy.

Durante décadas la alianza entre los Estados Unidos y Colombia ha beneficiado los pueblos de ambas naciones y a los pueblos del hemisferio.

Su fortaleza no ha desfallecido, durante distintas administraciones se ha mantenido en ambos países.

En el Congreso de los Estados Unidos, la cooperación con Colombia es una prioridad, con apoyo sostenible y bipartidista, y eso se debe en gran medida a nuestros colores compartidos de democracia, respeto por los derechos humanos, la preservación del planeta para las futuras generaciones y la creencia de que todos nuestros pueblos en alcanzar su pleno potencial.

Yo tuve la oportunidad de hablar el 20 de junio con el Presidente Petro por primera vez y, a través de las muchas interacciones con nuestros gobiernos, desde entonces hemos logrado que quedé en claro el compromiso inquebrantable de los Estados Unidos para con nuestra alianza con Colombia.

Nosotros incluimos aquí el respaldo de los Estados Unidos para el acuerdo de paz de 2016, tal como lo hemos hecho desde el comienzo de este proceso, nosotros revisamos los avances.

Más tarde hoy, me voy a unir con la Vicepresidenta (Francia) Márquez en una ceremonia donde Estados Unidos firmará como el primer acompañante internacional del capítulo étnico del acuerdo de paz.

El capítulo reconoce la responsabilidad única que tiene el Gobierno de asegurar los derechos y equidad de los grupos indígenas y afrocolombianos del país que han sufrido y siguen sufriendo un daño desproporcionado del conflicto.

Esto pone de manifiesto nuestra convicción compartida de que la paz duradera debe ser una paz inclusiva.

Este es el último paso que hemos dado con el Gobierno de Colombia y la sociedad civil para mejorar las vidas de las personas de comunidades desfavorecidas, ampliando el acceso a la salud y a la educación, mayor conectividad, se trate de rutas o anchos de banda, para hacer que sea más fácil para las familias y las comunidades tener los títulos de las tierras.

Sin embargo –como el Presidente Petro y la Vicepresidenta Márquez dicen–, la promesa de la equidad todavía no es la realidad para muchos colombianos.

Esto, también, es cierto para muchos en Estados Unidos y nosotros anunciamos en diciembre, en Estados Unidos, a través de la (Agencia de Cooperación de los Estados Unidos (USAID, por sus siglas en inglés), el primer programa para promover la inclusión étnica y la equidad aquí en Colombia.

Esto para borrar problemas inmediatos como el aumento en los precios de las energías y los alimentos, algo empeorado por la brutal guerra de (Vladimir) Putin (Presidente de Rusia) en Ucrania, también generando mayor resiliencia a través de innovación, en ámbitos como la agricultura y la energía renovable.

También estamos comprometidos a seguir trabajando por Colombia para seguir mejorando la seguridad civil. En particular, en zonas rurales.

Hemos entendido, durante bastante tiempo, que en Colombia y en otros sitios no podemos combatir la violencia concentrándose solo en las herramientas de las fuerzas del orden y la seguridad.

También tenemos que abordar las causas profundas de inseguridad, la corrupción, la impunidad, la desigualdad.

Y lo estamos haciendo impulsando la investigación y enjuiciamiento de la violencia de género, los abusos de derechos humanos, el asesinato de los defensores de derechos humanos, líderes sociales, periodistas.

Y estamos invirtiendo en la prevención de quienes tienen adicciones en nuestros países y en otros sitios. Pero reducir los daños de las drogas ilícitas y reducir la demanda particular de los Estados Unidos que dé lugar a tanta actividad delictiva.

Este es el enfoque integral que define nuestra alianza a través de cada una de las prioridades compartidas.

Y esto incluye abordar la crisis climática, un área donde el Presidente (Petro) ha mostrado el liderazgo mundial.

Reconocemos que, como el segundo principal emisor –luego de China– y el principal emisor históricamente, Estados Unidos tiene una responsabilidad especial de estar a la altura de esta situación.

Y es por esto que bajo el liderazgo del presidente (de Estados Unidos) (Joe) Biden, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la legislación por la mayor inversión en nuestra historia, para luchar contra el cambio climático, alrededor de 370.000 millones de dólares.

También estamos trabajando más con otros países del mundo, también Colombia, para ayudar en la transición energética.

El Presidente Biden se ha comprometido a trabajar con él Congreso para brindar 11,4 mil millones de dólares, para permitir seguir aumentando los niveles de apoyo que brindamos. Esto permitirá generar trabajos para los países que se ven más afectados por el cambio climático.

Piensen en un momento en la producción de energía limpia. Hoy alrededor del 70% de la energía renovable de Colombia es energía hidroeléctrica, pero a medida que el cambio climático genera sequías que son cada vez más serias, Colombia está diversificando su suministro, en Guajira donde tiene los principales vientos del mundo, vemos el trabajo en Colombia para aprovechar estos vientos, para generar energía.

Estos proyectos van a seguir funcionando y generarán al menos 2.000 megavatios de electricidad, eso es suficiente para satisfacer las necesidades de más de 5 millones de colombianos de zonas rurales.

También creando trabajos de buena paga para las personas de distintas comunidades.

Colombia también ha defendido los principios en el centro de la Carta de las Naciones Unidas afirmando los derechos de todos los países de su integridad territorial y la soberanía y condenando el ataque del Presidente Putin a Ucrania.

La migración es otra área de la que hemos hablado y en la que Colombia tiene un papel fundamental.

Agradecí al Presidente Petro por su increíble generosidad y el haber recibido a tantos refugiados venezolanos. Esta iniciativa histórica de Colombia del año pasado que da este estado de protección temporal a venezolanos en el país se ha convertido en un modelo para la región y para el mundo.

También la eficiencia con la que este plan se puso en práctica –más de 1 millón y medio de venezolanos han recibido su Estado de Protección Temporal, tienen sus tarjetas– esto permite que los niños vayan a la escuela pública, que las personas de todas las edades puedan tener acceso a los servicios sanitarios, trabajar legalmente.

Estamos complacidos y orgullosos de trabajar con Colombia para crear programas que expandan las oportunidades para los venezolanos desplazados y las comunidades que los reciben.

Esta es una de las áreas en que estamos trabajando sobre cuestiones de migración regional. En octubre nos reunimos aquí en Bogotá con países de la región y eso sentó las bases para la declaración de Los Ángeles que nosotros y 21 otros países adoptamos en La Cumbre de las Américas, hace un par de meses.

Esta declaración reconoce nuestra responsabilidad compartida y el interés por abordar este reto y hacerlo de una manera que mejore la estabilidad, las oportunidades de una migración ordenada y segura y que haga que los delincuentes y los tratantes de personas rindan cuentas.

Más tarde, en esta semana, nos vamos a reunir con los representantes de los países miembros de la OEA para hacer que este trabajo siga siendo una realidad.

Entonces, en cuanto a los temas que más importan a nuestros pueblos y que son fundamentales para demostrar que nuestras democracias pueden dar resultados reales, Colombia y los Estados Unidos tienen una historia de trabajar juntos, una historia profunda.

Sabemos, sin embargo, que, pese a todo el progreso no hemos terminado nuestro trabajo y tenemos retos significativos por delante, pero eso es mayor motivo para seguir comprometidos para avanzar como socios.

Muchas gracias.

Muchas gracias Presidente.

Share Button