domingo junio 23 de 2024

La violencia contra la mujer más allá del feminicidio en Colombia

Ximena Martínez León

Por Carlos Villota Santacruz

Twitter @villocol

Bogotá, 07 marzo 2023_RAM_La violencia contra las mujeres en Colombia en las tres últimas décadas es un tema de derechos humanos y de salud pública. Se traduce en actos privados y públicos que se cometen en los cuatro puntos cardinales del país.

En el marco del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo de 2023, el tema alcanza una repercusión del orden local, regional, nacional e internacional, desde la perspectiva de sus causas y sus soluciones.

Lo más preocupante, es que desde la etapa de la niñez, la mujer sufre el feminicidio. El panorama en los 32 departamentos del país -demuestran las estadísticas- se concentra en una violencia sicológica, simbólicas, físicas y sexuales.

Este tipo de violencia, no se pueden estudiar por separado desde la prevención y acción. Sino que todos estos fenómenos de violencia están unidos. Son una cadena interminable para la mujer que es protagonista.

«Son un conglomerado de violencias que normalizan unas conductas que se acepta en sociedad, una Colombia con un antecedente histórico de más de 50 años de violencia,», dice la sicóloga Ximena Martínez León.

Más allá de ese contexto, a sus palabras se une desde Argentina, la directora del Observatorio Mundial de Mujeres Sandra Dellara, quién recordó que históricamente se vende la premisa que las mujeres son inferiores a los hombres. «Tienen menos capacidades. Que no tenemos liderazgo ni en casa. Mucho menos en la política», sostiene .

En esencia, recorriendo las calles de las ciudades de Bogotá, Pasto, Medellín y Cartagena, el machismo en el país del «realismo mágico», es un tema cultural que se observa desde espacios pequeños de la sociedad como a nivel estructural.

Esta fotografía, se puede encontrar en las brechas salariales que existen entre hombres y mujeres. La dificultad más marcada que tiene las mujeres para acceder al empleo. «Si abordamos, el tema cultural, vamos a encontrar que la violencia contra la mujer se manifiesta en gestos, aptitudes, comportamientos que son comunes en la sociedad en la que estamos inmersos», indica la presidente del Movimiento Unidos Somos Colombia Gladys Buitrago de Amaya.

Distintos estudios de universidades y observatorio de políticas públicas de mujeres políticas, dan cuenta que este país suramericano, el machismo hace parte del pasado y presente. Las leyes que existen para frenar esta tendencia, se han quedado cortas frente a la realidad.

«El lugar social de la mujer siempre ha sido subordinado. Aunque en Colombia, la sociedad se precie de darle el valor a la mujer».Que a las mujeres se las coloca en un altar, el feminicidio en departamentos como Antioquia, Nariño, Tolima, Bogotá, Cali y Cartagena, hacen parte del registro de los medios de comunicación.

En cada uno de las referencias geográficas, los casos de feminicidios supera el dígito. En lo que va corrido del año 2023, han superado los 20 casos de feminicidio.

Colombia no escapa a los pequeños «actos de micromachismo». Son comportamientos del hombre que provienen de la educación. Lo que se ha enquistado es marcada la diferencia jerárquica entre el hombre y la mujer. «En muchos espacios laborales existe la tendencia de mostrar que sabe más que la mujer. De anular los argumentos de la mujer», recalca Soraya Galvis -ex candidata al Concejo de Bogotá y ex candidata a la Cámara de Representantes-

En el Día Internacional de Mujer, se equivoca que todo el espacio social es del hombre. «Defender la calidad de vida de la mujer, desde la niñez, es un asunto de derechos humanos. Lo que se busca desde el Estado, es el fortalecimiento de la dignidad de la mujer. Toda mujer debe tener una vida digna*, añade Derly Parra Molina, ex candidata a la Alcaldía de Granada en el departamento del Meta.

En este día internacional, es oportuno que los hombres hablemos mucho de las mujeres. Las mujeres como inspiradoras de una generación. Cómo referentes desde sus capacidades intelectuales y físicas.

Este es un proceso que debe abarcar generaciones», precisa Ximena Martínez León -autora del libro Mil Vidas Antes de Morir- que se extenderá en el tiempo. «La violencia contra la mujer, para erradicarlo, necesita de herramientas desde la educación, para prevenir y alertar comportamientos que no dejan florecer a la mujer, desde su infancia, adolescencia, juventud y madures. Un tema que está hoy, más vigente que nunca, en medio de la sociedad del conocimiento.

Share Button